50 años de las Conversaciones de San Esteban. Teología en diálogo

El miércoles 13 de octubre, la Pontificia Facultad San Esteban de Salamanca, inauguró, en modo presencial y en streaming, un nuevo curso académico con la presencia de autoridades académicas y alumnos.

El acto académico se inició con la eucaristía del Espíritu Santo, presidida por el Prior Provincial, Fr. Jesús Díaz Sariego, quien animó a toda la comunidad académica a retomar con ilusión los desafíos de un nuevo curso, donde lo presencial marcará todas las actividades. A continuación vino el acto académico en el aula magna. El presidente de la Facultad, Fr. Javier Carballo, dio la bienvenida a todos los asistentes, mostrando, también, cómo la Facultad ha tenido que adaptarse a los nuevos tiempos y a las necesidades del momento, todo lo cual ha contribuido a diversificar la oferta académica dentro de la tradición teológica de siempre; destacó, además, el importante y sostenido aumento de alumnos de la ETI (Escuela de Teología en Internet). Fr. Manuel Ángel Martínez, secretario de la Facultad, hizo la memoria académica del curso pasado, mencionando, y destacando, la figura de Fr. Juan Almarza, profesor e impulsor de la vida intelectual dominicana quien nos dejó recientemente. El regente de estudio, Fr. Sixto Castro, animó y felicitó a todas aquellas personas, alumnos, que buscan profundizar su fe a través de la teología. El acto se cerró con la brillante charla del profesor Fr. Jorge Luis Álvarez, con el título: 50 años de las Conversaciones de San Esteban: teología en diálogo. Sus primeras palabras fueron de agradecimiento a quienes tuvieron, hace ya medio siglo, la idea de desarrollar una iniciativa de diálogo entre fe y cultura, entre religión y sociedad, en primer lugar recordó, a Fr. José Luis Espinel, su fundador y promotor; también, entre otros, al profesor emérito y miembro activo de la comunidad, Fr. Juan Huarte que estuvo desde los inicios. El diálogo, como señaló Fr. Jorge en su charla, no es una especie de herramienta, entre otras, sino que es una «ontología», una forma de ser que configura nuestra humanidad. Dios mismo es diálogo, así se ha revelado. El Concilio Vaticano II supo interpretar este «signo de los tiempos» poniendo a la iglesia en diálogo con la sociedad. La tradición teológica dominicana, durante siglos, ha hecho del diálogo su forma de pensar la teología, tendiendo puentes con la cultura, y las Conversaciones de San Esteban, que celebran su cincuenta aniversario, son una muestra más de esta forma de pensar a Dios en el mundo actual.
 
San Esteban Comunicación